Buscar!!

viernes, 23 de diciembre de 2011

Tekken Hybrid: la madre que me parió


El pack definitivo de Tekken reza en el embalaje de este título. Leer tal sentencia no me tranquilizó mucho y menos aun el leer el contenido de dicho lote ya que está compuesto por una demo, una película de cuestionable calidad y un juego de más de diez años con un lavado de cara bastante superfluo.


Lógicamente Gamikia son videojuegos así que en lo que menos me detendré será en Tekken Blood Vengeance, la película de animación CGI que tiene como protagonistas a Xiaoyu y Alisa. No soy crítico de cine y quizá no haya sabido apreciar la grandeza de esta producción en su justa medida, pero lo resumiré en una sola frase: me gustó más el libro

Excusas para meter a los personajes, robots gigantes, osos voladores o peleas solamente entretenidas en una peli de peleas son sólo algunas de sus virtudes. Como suplemento de alguna revista no estaría mal. De hecho me ha recordado en algunas cosas a aquel despropósito anime sobre Tekken que venía incluido con una publicación en los años 90.

Tras disfrutar de semejante blockbuster pasamos a lo que de verdad interesa: las peleas made in Tekken. Sinceramente debo reconocer que soy un amante de Tekken. Por eso defiendo a capa y espada que desde el magno Tekken 3 la saga no ha hecho más que cubrirse de fango e ir cada vez a peor. Tekken Tag Tournament no es una excepción ya que en su origen se creó como arcade y como acompañamiento al desembarco de PS2, no pasando de divertido y correcto. De eso hace once añazos ya y las cosas mucho han cambiado.

Sigue siendo divertido, no me entendáis mal. De hecho es la única pieza de este tríptico que es Tekken Hybrid que se salva. Pero el darle un lavado de texturas y aplicar determinados filtros a un juego de hace diez años no es excusa para cobrar lo que vale este título cuando en Xbox Live o PSN tenemos cientos de títulos similares o superiores a un precio mucho más reducido por mucho que ahora corra a 60hz. Incluso si valoramos otras reediciones de PS2 que se han llevado a cabo hace poco. Si al menos hubieran añadido una opción online seguro que otro gallo cantaría, pero no ha sido así.

Aquí encontraremos peleas de 2vs2 por relevos y para ganar basta con acabar con uno de los rivales. Por supuesto en cualquier momento podremos cambiar de guerrero e incluso realizar llaves conjuntas de gran vistosidad. Detalles como los trofeos o todo el arsenal de personajes de los tres primeros Tekken e incluso alguno exclusivo (Unknown) dotan al menos de variedad a este título, echando de menos sólo a Gon, el pequeño dinosaurio pedorro y al Dr. Boskonovich de la tercera entrega. Eso sí, el divertido modo Tekken Bowl sigue presente.

Sin embargo, lo de Tekken Tag Tournament 2 Prologue es ya otra cosa. Es una demo. Una simple y llana demo que nos llega a un año vista del lanzamiento del título completo. Cuatro personajes se me antojan a todas luces escasos al haber pagado 40€ por este pack. En poco menos de 20 minutos seguramente habrías exprimido al cien por cien TTT2P de no ser por el detalle de los logros, algo muy de agradecer y que sin duda alargará su uso.

Más aun si tenemos en cuenta que el elenco de luchadores seleccionado es en consonancia con la película Blood Vengeance. Estos personajes son Xiaoyu, Alisa, Devil Kazuya y Devil Jin. Toma variedad, dos niñas y dos monstruos made in Go Nagai. Encima, tras instalar casi 1´5gb en el disco duro, siempre deberemos tener el disco dentro de la consola para poder jugar a un modo arcade offline en el que nos veremos las caras contra estos mismos cuatro adversarios una y otra vez. No existen más posibilidades ni de elección de protagonista ni de contrincante, así que el visor de personajes sobra un poco aunque cada luchador poséa dos trajes distintos.

Gráficamente no veo un salto realmente notable respecto a Tekken 6, exceptuando el escenario inspirado en la Fontana di Trevi, bastante bello. También vuelven los stages clásicos con el instituto Mishima (Tekken 3) sin límites ni partes rompibles.
 
No es la primera vez que se nos hace pagar por una demo y no es una práctica que me guste demasiado. Así a bote pronto recuerdo GT5 Prologue.
Vuelvo a repetir, Tekken Hybrid es un compendio de tres partes. Si analizamos cada parte por separado la mejor de ellas es sólo correcta y tiene once años, mientras que las otras son una demo que debería ser gratuita y un despropósito de 90 minutos que encima nos llega sin doblar al español (sólo subtitulada). Así que debo valorar todo como un conjunto ya que es como nos lo venden, como el pack definitivo de Tekken. Siendo así, lo siento, no compraría Tekken Hybrid.


Entrada escrita por mí para Gamikia el 23 de diciembre de 2011 (Enlace)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada