Buscar!!

martes, 22 de octubre de 2013

Chatarra espacial: The Last Resort

Desde que comenzara RetroGamikia sabía que tarde o temprano tendría que hablaros de este genial shoot´em up. Pensaba hacerlo tras el imperecedero R-Type de Irem, pero al no hacer mucho que hemos hablado de la genial empresa nipona he decidido tomar otro camino. Hoy voy a recordaros otro matamarcianos, más concretamente uno lanzado en El Rolls Royce de las consolas.
La mítica SNK tenía a bien que todo lo que lanzaba para su estructura arcade Neo Geo AES acabara en su sistema doméstico Neo Geo MVS
Llamarlo doméstico es quedarnos cortos ya que se trataba literalmente de una recreativa en casa, existiendo versiones que permiten jugar con las placas directamente extraídas de las coin-op. Pero ya tendremos tiempo de hacer un especial sobre las bestias pardas de SNK y su Neo Geo Family. Ahora vamos a centrarnos en el mítico The Last Resort.
Desarrollado por la misma SNK y lanzado en el increíble año 1992, revolucionó el mundo de los shooters con un diseño de enemigos y un despliegue gráfico que aún hoy es alabado y recordado por muchos. No es para menos ya que el cartucho/placa presentaba unos nada despreciables 45mb. Por supuesto Neo Geo podía con eso y con más (exactamente 330mb) pero para 1992 y la potencia de esta consola es una auténtica bestialidad.

No hay más que recrearse en su primer nivel ambientado en un Tokyo destrozado para imaginar el resto y querer practicar el onanismo más bizarro. Por supuesto no es casualidad el haber nombrado a ese clásico imperecedero que es R-Type. Bebe descaradamente de él y su sistema de juego, con un ataque recargable, una dificultad endiablada y un asistente en forma de cápsula que nos acompañará si cogemos cierto ítem. Vale… ¿y qué? La Historia de los Videojuegos está escrita sobre ideas recicladas u homenajeadas, por no decir copiadas, y esto no es malo por necesidad.

Por supuesto el argumento es una vez más prescindible, ya que está más cargado de tópicos y clichés que una película de Garci: virus informáticos en estaciones espaciales, ejércitos de armas-robot que se sublevan y la dependencia de una sola nave para salvarnos. Lo que nunca entenderé es porqué existe sólo una y no todo un escuadrón, además de porqué el virus no ha afectado al ordenador de a bordo de nuestra fálica embarcación…

Lo cierto es que un shooter de aquella época necesitaba poco para ser adictivo. Con tan sólo dos botones podíamos masacrar auténticas flotas enemigas sin despeinarnos. O casi. Como ya hemos dicho, su dificultad es tan endiablada que no tiene nada que envidiar a otros coetáneos suyos, aunque aquí hablamos de un matamarcianos clásico, nada de danmakus y su locura explosiva aunque no por ello es menos divertido. El control del asistente también era distinto a lo visto en R-Type, en el que podíamos colocarlo delante o detrás, usándolo a la vez de escudo o de arma disparándolo hacia adelante.


En The Last Resort podíamos rotarlo alrededor nuestro dándole un toque algo más estratégico, al igual que la carga elemental de éste. Si el ítem recogido es azul o rojo será de electricidad o fuego respectivamente. También es importante que aunque detendrá los disparos estándar, nunca parará los ataques más poderosos.

También contamos con armas para nuestra nave (lásers, velocidad, misiles, bombas…) pudiendo elevarlas de nivel hasta en tres ocasiones, aumentando por supuesto su efectividad. Eso sí, al morir y comenzar el nivel desde el último check point perdíamos todas nuestras armas dificultando sobre manera el avance.

Toshio Shimizu y Yasuo Yamate firmaron una BSO de quitarse el sombrero, las bragas y lo que haga falta. Para los aficionados al mundo SNK normalmente firmaban sus obras como Shimiszn y Tate Norio respectivamente. Quizá si os nombro algunas de sus obras en vuestra memoria se encienda una luz, ya que son los compositores de Ciber Lip, Sengoku, Metal Slug, Samurai Shodown, KoF, Art of Fighting o Top Hunter entre otros. ¿Qué? ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo? Calidad, variedad y buena música para regalar.

Su genial modo cooperativo para dos jugadores, sus excepcionales gráficos, su dificultad y sus increíbles final bosses hacen de él un gran clásico digno de ser recordado. El juego fue lanzado también en Neo Geo CD (1994), incluido en el genial recopilatorio SNK Arcade Classics (Wii, PS2, PSP) y también en la nostálgica Consola Virtual de Wii. Una vez más os animo a hacer trabajos de espeleología y encontrar este dinosaurio que a fe mía ha envejecido genial y es mucho más divertido que muchos de los títulos que podéis echaros hoy día a la cara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada