Buscar!!

martes, 13 de marzo de 2012

MazinWars o roboces gigantes que patean culos



Para esta entrada tan especial me he decantado por uno de los anime games más importante y querido de los que he podido jugar. De hecho, guardaba esta entrada para Gamikia.com, pero al pedírmelo el tito Hazard de una forma tan convincente he decidido “regalarle para su cumpleaños” esta retro-review. Mazin Wars es harina de otro costal, amigos. Es caviar del bueno.


Seguramente a muchos les ocurriría lo que a mí. Tras probar la bonita pero aburrida entrega de Mazinger Z para Super Famicom con un control horrendo y un desarrollo pobre, ver a la querida creación de Go Nagai en una consola menos potente como era la 16 bits de Sega hacía que tuviese mis dudas para con este juego.

Afortunadamente Mazin Saga: Mutant Fighter (que es como se le conoce en su país natal) fue mucho más allá e hizo que mis tardes de onanismo irrefrenable tuvieran un descanso para machacar brutos mecánicos con el señor Kabuto. Lanzado en 1993 supone una vuelta de tuerca a los Street Brawlers de toda la vida, ya que aquí controlamos al gigante fabricado con la Aleación Z a lo largo de unos escenarios realmente bonitos mientras reventamos cabrones fabricados por el enfermo y millonario Doctor Infierno.
Mazin Wars está basado en un spin off  del original titulado MazinSaga, en la cual Mazinger es más una armadura que un robot gigante. Esta y otras licencias marcarán el argumento de este beat´em up, haciéndolo más oscuro y menos informal que el Mazinger original. También el año de desarrollo es diferente, llevándonos algo más adelante, aunque sólo un poco.

Más exactamente al año 1999. Recordad que el original se desarrollaba en unos ficticios años ye-yes con sus pantalones de campana, todo muy setentero. El caso es que una vez más un malo malísimo (aquí God Kaiser Hell) viene a complicarnos la vida con sus brutos mecánicos llamados esta vez Bio Bestias. Menos mal que contamos con la mencionada Mazinger-Armadura para poner un poco de orden en todo este jaleo, que si no esto sería un cachondeo. Hombre ya.
Así en el juego, que es lo que nos interesa, deberemos ocupar el papel de Koji embutido en su sexy armadura para recorrer los niveles luchando contra toda una retahíla de cabrones desalmados. Lo curioso y también genial de MazinWars viene de su sistema de juego.

Para empezar, cada fase se divide en cuatro niveles. Primero recorreremos tres de esos niveles bajo un tamaño humano con el formato street brawler de toda la vida, es decir, un yo contra el barrio con desplazamiento en cuatro direcciones (arriba/abajo, detrás/delante).  Durante estos niveles en varias ocasiones los Bio Pencos gigantes nos incordiarán de mala manera. Pero tranquilos, que EL TAMAÑO SÍ QUE IMPORTA, diga lo que diga Hazardous y en el cuarto nivel podremos desquitarnos.
Es curioso como en el enfrentamiento contra las bestias del Doctor Infierno nuestro personaje crecerá, al más puro estilo Ultraman, para luchar de igual a igual con semejantes aberraciones. Además el sistema de lucha cambiará y nos encontraremos frente a un VS de los de toda la vida. Un 1vs1 algo limitado pero realmente divertido que además ayuda a dar variedad a un juego perteneciente a un género que de por sí no es que sea muy variado. Incluso tendremos el cameo de algunos viejos conocidos (Garada) o versiones heavys de nuestro metrosexual Mazinger. Las hostias, si es con gigantes, mucho mejor. De toda la vida.
La dificultad del  juego sólo está a la altura de su belleza gráfica. Acabar el juego es una tarea titánica que requiere tenacidad y habilidad en cantidades industriales. 

Pero merece la pena para ver el final, digno de la oscura MazinSaga. Ojito con el spoiler: si conseguimos masacrar al ejército de subnormales del senil Kaiser Hell veremos como la Tierra ha sufrido las consecuencias de nuestros escarceos sexuales con tan grandes partenaires. Todo está convertido en ruinas, destrozado, arrasado. No queda más opción que hacer las maletas y mudarnos. Así, la humanidad debe coger un último tren con destino a Marte para empezar de nuevo… en todos los sentidos, porque una vez más, allí estarán las Bio Bestias para que todo comience otra vez, preparando el camino a una supuesta secuela que tristemente nunca vio la luz.
Almanic Corp (de la mano de Vic Tokai) echó el resto con un juego realmente mítico, que todo el mundo debería probar y oír. Sí, oír. Porque la BSO compuesta por el genial Kazuo Sawa es algo que no se puede describir con palabras. Así su nombre quizá no os diga mucho, pero si os enumero su hit parade seguro que la erección será cuando menos para haceros una foto para el Tuenti o contar a vuestras vecinas. Sawa San es el compositor de la música de River City Ransom, Nintendo World Cup, The Battle of Olimpus, X-Men Mutant Wars o Totally Rad, por citar algunos.

De verdad MazinWars es un título indispensable en toda juegoteca y que de verdad no desmerece el honor de formar parte del 5º aniversario de tan magno blog. Mazinger Z es grande, en todos los sentidos, como SMH y como nuestro querido tito Hazard… Bueno, el abuelo Hazard. Desde mi rinconcito en Gamikia de todo corazón: Que cumplas muchos.

Este post escrito por mí se publicó en ShinMH el 17 de noviembre de 2011 (enlace)

4 comentarios:

  1. Me encanta este juego, sobre todo por su buena mezcla de beat'em up y juego de lucha para los enemigos finales. El único pequeño fallo que le vi es el pequeño tamaño de los personajes en las partes de beat'em up, pero es un detalle menor, y en las partes de lucha los personajes son enormes. Muy buen juego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con vos. Muchas gracias por dejar tu comentario ;)

      Eliminar
  2. Que buenos recuerdos me acaba de traer, este post. Enhorabuena por el blog, yo también me he animado a empezar con uno.

    Pedazo de curro de blog!!!, enhorabuena porque lo acabo de descubrir y me parece una pasada.

    Un saludo enorme

    FOS
    http://laedaddelixel.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchas gracias, señor, y animo con el blog!!

      Eliminar